Técnica Lasik, la nueva generación de láseres

lasik
Técnica Lasik

La técnica Lasik permite corregir:

  • Miopía: hasta 13 dioptrías aproximadamente.
  • Hipermetropía: hasta 5 dioptrías aproximadamente.
  • Astigmatismo: hasta 5 dioptrías aproximadamente.

Técnicas Personalizadas:

Los últimos avances internacionales en cirugía ocular son utilizados en nuestras clínicas colaboradoras. Entre estos, destaca la aplicación de la técnica ZYOPTIX – TISSUE SAVING – ORK, que representa la nueva generación de láseres. Mediante esta aplicación se diseña un tratamiento personalizado basado tanto en la graduación como en la estructura total de cada ojo. De esta forma el Zyoptix obtiene el mejor tratamiento para cada paciente en la corrección de la miopía y el astigmatismo.

El Zyoptix requiere un estudio preparatorio con y sin midriasis (dilatación de la pupila). Para ello se introduce en el láser una tarjeta informática con los datos de dos exploraciones: la topografía (estudio de la arquitectura corneal) y la aberrometría (estudio de las aberraciones visuales). Con el tratamiento Zyoptix podemos reducir el deslumbramiento -o sea, los halos postoperatorios-, mejorar al máximo la agudeza visual y reducir la cantidad de ablación del tejido corneal.

Paso 1:Con la ayuda de un microqueratomo se crea un flap o lamela corneal incompleta (de un tamaño aproximado de entre 160 y 180 micras*), que viene a representar el 30% del espesor corneal (550 micras). Para la creación de este flap únicamente son necesarios unos segundos gracias a esta moderna técnica.Paso 2:El flap corneal es desplazado a la zona de bisagra para que el láser pueda actuar sobre las capas interiores (o estroma) de la córnea. Esta ablación se realiza con el fin de lograr el cambio de la curvatura corneal que corrija así el error dióptrico padecido por cada paciente (aplanamiento en miopía o incurvamiento en hipermetropía).

Paso 3:

Tras la acción del láser el flap corneal vuelve a su posición, se adhiere sobre la córnea por tensión superficial sin necesidad de llevar a cabo sutura alguna. El conjunto de la intervención dura unos 10 minutos y la única preparación que exige el ojo es la aplicación de unas gotas de anestesia en colirio. En unos días el paciente percibe los resultados.

(*) 1 micra = 1 milésima de milímetro que quisiera ver bien, lo cual resulta bastante cansado e incómodo.

Las I.C.L. son un dispositivo que permite la corrección de miopías e hipermetropías, generalmente elevadas, mediante la implantación de una lente de contacto, adaptada sobre el cristalino, esto es, en el interior del ojo. Su implantación requiere una intervención quirúrgica, que generalmente se realizará bajo anestesia tópica (gotas), o local.
En casos extremos, puede esperarse un defecto residual, por sobrepasar el límite en el número de dioptrías que pueden corregir las I.C.L. La existencia de un defecto residual, podría corregirse mediante otros sistemas (Láser excimer, LASIK…).